mitunja.net

Opinión

¿Y...Cuál es la diferencia?

¿Y...Cuál es la diferencia?


Sé que nadie es perfecto, y es que el ser humano se caracteriza por eso, sé que no hay que confiar en nadie, sé que las cosas pasan por algo, nací con esta condición y no me arrepiento ni hecho culpas, no es ninguna enfermedad, no soy ningún mounstro, soy una persona común y corriente…

¿Hoy día podemos hablar de libertad? La mayoría de personas desde temprana edad empiezan a hablar de este derecho, y hablan del libre desarrollo de la personalidad, de libertad de conciencia, libertad de culto, y libertad de expresar y difundir su pensamiento y su opinión, ¿somos libres? ¿Podemos ser libres sin ser juzgados? Hoy vivimos en un espacio de doble moral, acostumbrado a criticar hasta el más mínimo detalle del otro, sin mirarse a sí mismo primero sino construyendo defectos en los demás constantemente.

Algunos dicen aceptar a los homosexuales, otros definitivamente no los toleran, a los demás les da “igual” pero ellos solo buscan igualdad; “cuando en el colegio se dieron cuenta de mi condición sexual, todos se alejaron de mí, era una persona solitaria a mis 14 años”, cuenta Daniel (quien es llamado así por que pidió reservas de su identidad), un joven tunjano de 18 años, “lo peor fue cuando mis padres se enteraron… hace ya cuatro años, mi papá dijo que no quería un hijo marica, mi mamá dijo que podía ser una confusión”...

 

VER ARTICULO COMPLETO



Publicado por: Mi Tunja.net


Articulos Relacionados