mitunja.net

Noticias

ICBF pide mayor oferta 'pedagógica' ante aumento de jóvenes delincuentes Según Adriana González, fortaleciendo el sistema penal y la oferta cultural,

ICBF pide mayor oferta 'pedagógica' ante aumento de jóvenes delincuentes
Según Adriana González, fortaleciendo el sistema penal y la oferta cultural,


Foto: sanantero-cordoba.gov.co

 

Más de 3.600 jóvenes infractores se encuentran privados de la libertad en centros de internamiento preventivo o centros de atención especializada del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Ante el incremento de los mal llamados ‘jóvenes problema’, el Instituto pone en marcha, junto con las alcaldías del territorio nacional, fortalecer los procesos pedagógicos de los adolescentes para que opten por otras alternativas diferentes al crimen.

La primera acción del ICBF es socializar con los alcaldes del país los alcances del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes (SRPA) con el fin de invitarlos a trabajar de manera corresponsable en el mismo. La mayoría de los delitos cometidos por menores son tráfico o porte de estupefacientes, hurto, hurto calificado y lesiones personales.

“Compartimos la preocupación que le asiste a los mandatarios frente al tema del aumento de delitos cometidos por menores de edad, sin embargo, los niños, niñas y adolescentes menores de catorce años no pueden ser juzgados, ni declarados responsables penalmente como lo contempla la Ley de Infancia y Adolescencia, que fue promulgada teniendo en cuenta una observación hecha en 2007 por el Comité de los Derechos del Niño, donde se le recomendó a los Estados partes no bajar la edad del sistema de judicialización de sus menores de edad”, expresó la directora Encargada del ICBF, Adriana González Maxcyclak.

Por tanto “lo que debemos promover ante los alcaldes y demás integrantes del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes es la necesidad de fortalecer los procesos pedagógicos para evitar que en un futuro los jóvenes infractores (con edades entre los 14 y 18 años) ingresen al sistema criminal”.

Ante esta realidad, el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) de Bogotá ya tomó las riendas y pretende que los adolescentes que son llevados a las Unidades de Reacción Inmediata (URI) o al Centro de Servicios Judiciales de Puente Aranda (Cespa) -y luego dejados en libertad- tengan un lugar para permanecer hasta que sus padres o familiares los recojan y así alejarlos de la delincuencia.

“La idea es que los jóvenes (entre 14 y 17 años), luego que tengan su boleta de libertad, de manera voluntaria puedan dirigirse al centro del Idipron (con capacidad para atender a 330 adolescentes mensualmente), para que podamos informarles sobre sus derechos e invitarlos a los diferentes programas que les ofrecemos”, indicó el director del Idipron, José Miguel Sánchez.

El proceso para los vinculados incluye acompañamiento, reintegración social, educativa o laboral; fortalecimiento de lazos familiares; fortalecimiento de competencias, habilidades y actitudes; entre otros aspectos de acuerdo con las necesidades de los jóvenes.

En lo corrido del año, 3.656 jóvenes han cometido algún delito, pero entre 30 y 50 de quienes ingresan a centros de detención (88% hombres, 12% mujeres) son dejados en libertad diariamente, pero deben permanecer allí hasta que un acudiente legalice su salida.

El convenio entre el Idipron y la Secretaría de Gobierno cuenta con recursos cercanos a los 1.042 millones de pesos para esta iniciativa que busca que quienes hayan sido conducidos a los centros de detención juvenil y luego dejados en libertad por sus infracciones no reincidan.

La idea de Bogotá, quien es pionero en este tipo de iniciativas para que el joven replantee su proyecto de vida, pretende ser una solución que puede ser tomada por otras zonas de Colombia “no solo es pensar en cómo mejorar la atención a estos adolescentes que cometen los delitos, sino como definir unas políticas públicas mucho más fuertes en la prevención de la delincuencia juvenil, que involucre a la sociedad, el Estado y la familia”.

González Maxcyclak señaló, entonces, que es indispensable ampliar las oportunidades educativas, culturales, recreativas, labores y de participación ciudadana. “Esta tarea resultará menos costosa y más efectiva en términos sociales”, agregó.
 
Por: Elespectador.com



Publicado por: Mi Tunja.net


Articulos Relacionados